Segundas partes nunca fueron buenas

Vamos a hablar de dos casos que acaban de salir este mes pero que a todos nos son muy familiares.

Captura de pantalla 2013-02-11 a la(s) 14.00.13

El primer spot es de Estrella Damm, cerveza que patrocina nuestros veranos desde hace años y que ha decidido, a mi parecer de manera desacertada, convertir “Mediterráneamente” en un estado para todo el año. Si la ampliación del concepto podía resultar acertada, la forma de llevarlo a cabo ha terminado por estropearlo. Cesc Fábregas y el chef Hideki Matsuhisa se adentran en el mar Mediterráneo a bordo de un barco pesquero para compartir un día soleado de trabajo. Con la puesta de sol, el chef  aprovecha el pescado recién cogido para preparar uno de sus platos de sushi, cosa que no encaja, teniendo en cuenta la fabulosa y amplia lista de platos mediterráneos que se podían haber preparado.

Captura de pantalla 2013-02-11 a la(s) 14.01.46

El segundo caso es el de Coca-Cola Zero, que vuelve a dar el cambiazo, esta  vez en un avión de Iberia rumbo a Buenos Aires. Primero le ofrecen una Coca-Cola Zero antes de subir al avión y luego le ofrecen cambiarla por una normal. Al ver que alguno la cambia, en las pantallas del avión sale la azafata, con una interpretación pésima, desvelando la “sorpresa”. Mientras que la primera vez que realizaron esta acción todos nos sorprendimos favorablemente, volver a ver lo mismo, del mismo modo pero en un avión nos ha resultado más de lo mismo. Lo más divertido ha sido ver dónde esconden las cámaras.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s